¿COMO SE ORIGINA LA INIQUIDAD?

PRIMERO.- PECAR

Todos están en la posibilidad de pecar, igualmente todos estamos en la posibilidad de recibir el perdón. La Diferencia la hace el pedir perdón. Dios quiere que caminemos a diario arreglando nuestras cuentas. Es mejor que nuestras cuentas sean cortas.

Si el diseño de Dios es que caminemos en su gracia. En el diseño de su gracia, ha dispuesto una baranda (Es como una red de seguridad en un edificio alto para evitar accidentes en la azotea)

Los diseños de Dios se translucen en su palabra, Deuteronomio 22:8 (BAD)  dice:

“Cuando edifiques una casa nueva, construye una baranda alrededor de la azotea, no sea que alguien se caiga de allí y sobre tu familia recaiga la culpa de su muerte”.
Esa baranda es la Ley escrita en la Palabra de Dios. La baranda nos indica que hasta ahí llegamos, no debemos avanzar ni saltar, no debemos estar haciendo equilibrio sobre la baranda porque es peligroso y la muerte puede estar del otro lado. Menos debemos estar sobre la red. No está diseñada para que caminemos en ella, es solo para soportarnos en caso de una caída; inmediatamente tenemos que ponernos en piso firme (en su gracia a través del perdón)

Gracia es por donde podemos caminar con la libertad del Espíritu Santo. Y la baranda, red y todo aditamento agregado para protección de una caída en un edificio alto, será la figura del papel que la Ley tiene como función.

Cuando un cristiano no es enseñado a ser un buen conocedor de La Palabra de Dios y sus Mandamientos, y solo se le dice que vive en la gracia; es como un niño sin límites. El niño será dulce, tierno, candido, pero no conocerá los límites por donde no deberá conducirse. Estará expuesto al vacío y posible caída inminente.

Cuando alguien esta al limite o comete un pecado, estará en el terreno o área de los mandamientos de Dios, comúnmente llamada Ley. Esto será por el tiempo necesario para que sea redargüido y tome la decisión de pedir perdón o no hacerlo.

La LEY es esa BARANDA o RED que evita su caída inmediatamente. Es parte del diseño de la gracia de Dios para que el creyente busque a Dios para su perdón. El DISEÑO de la baranda o la red es PARA PROTECCIÓN, no es para vivir ahí. FIGURA DEL ESCALÓN DE LA LEY:

SEGUNDO.- REBELARSE

Cuando se decide no pedir perdón es que se hace una TRANSGRESIÓN. Ese PECADO NO CONFESADO te ubica en REBELIÓN

La rebelión tiene dos aspectos (como una moneda tiene dos caras), La Transgresión y la rebelión propiamente dicha.

    1. La Transgresión es el salto que se da para salir del lindero o cerco o baranda de la Palabra de Dios que son los mandamientos. Podemos decir que Saltar la ley es una acción pecaminosa que se llama Transgresión.

 

    1. La Rebelión propiamente dicha, es el estado de lejanía de la Palabra de Dios y sus mandamientos = Estar Fuera de la Ley es una condición.

FIGURA DEL ESCALÓN DE LA REBELIÓN:

Los dos aspectos de la REBELIÓN hace que sea la vez: ACCION / CONDICIÓN

La rebelión es desoír la Palabra de Dios y sus Mandamientos.

La condición del Rey Saúl después de su rebelión, DESECHADO: 1ª Samuel 15:23 “Porque como pecado de adivinación es la rebelión, y como ídolos e idolatría la obstinación. Por cuanto tú desechaste la palabra de Jehová, él también te ha desechado para que no seas rey”.

 

TERCERO.- REPLICAR MUCHAS VECES SU PECADO

Estar en la condición de la Rebelión implica que se está sin la guía de la Palabra de Dios y fuera de los mandamientos. Esta es una situación delicada ya que las decisiones que se puedan tomar serán de riesgo. Será muy fácil repetir el mismo tipo de pecado muchas veces por falta de esa guía.

 

Estaremos en continua CONFUSIÓN. Si Dios no esta presente en la guía de nuestras decisiones, estaremos fuera de la voluntad perfecta de Dios. Para su pueblo era la Tierra Prometida, por su rebelión fue la deportación a otras tierras, el cautiverio.

 

“Tuya es, Señor, la justicia, y nuestra la confusión de rostro, como en el día de hoy lleva todo hombre de Judá, los moradores de Jerusalén, y todo Israel, los de cerca y los de lejos, en todas las tierras adonde los has echado a causa de su rebelión con que se rebelaron contra ti”. Daniel 9:7

 

El que se rebela no se da cuenta que aborrece a Dios, y ese estado lo expone a repetir muchas veces un mismo tipo de pecado, porque no consulta a Dios ni a su palabra, es un impío mas.

 

Los que te aborrecen serán vestidos de confusión; Y la habitación de los impíos perecerá. Job 8:22

  1. CUARTO.- CAUTERIZAR SU CONCIENCIA

Al estar en Rebelión y luego de pecar varias veces de la misma forma, se produce una CAUTERIZACIÓN DE LA CONCIENCIA, y la hace INSENSIBLE a ese particular tipo de pecado.

“por la hipocresía de mentirosos que, teniendo cauterizada la conciencia”,
1ª Timoteo 4:2 

“Todas las cosas son puras para los puros, mas para los corrompidos e incrédulos nada les es puro; pues hasta su mente y su conciencia están corrompidas.    Tito 1:15 

Una conciencia cauterizada es similar a la que tiene una persona que no ha entregado su vida a Jesucristo. Cuando somos salvados, somos purificados por la obra de Jesucristo en la Cruz. Su trabajo en esos tres días fue arduo y suficiente para limpiar nuestra conciencia delante de Dios y así empezar una vida de buenas obras para empezar a salir de nuestras iniquidades.

El Apóstol Pedro dice que la purificación realizada por Jesús, la que se representa en la figura del bautismo de Jesús, no quita la suciedad corporal. Lo que hace es limpiar nuestra conciencia para poder salir de toda suciedad, inclusive de la iniquidad. La Salvación se funda en la obra de Jesús.

v18 Porque también el Mesías sufrió una vez por los pecados, el inocente por los culpables, para llevarnos a Dios; sufrió la muerte en su cuerpo, pero recibió vida por el Espíritu…
v21  a la que corresponde el bautismo [la purificación] que ahora los salva a ustedes; no el hecho de quitarse una suciedad corporal, sino el compromiso con Dios de una conciencia honrada, fundado en la resurrección de Jesús el Mesías, 1ª Pedro 3:18,21 Nueva Biblia Española [énfasis nuestro]

 

v18 Ya sabéis que también Cristo padeció una sola vez a causa de los pecados, el justo por los injustos, para llevaros a la reconciliación con Dios. Ciertamente murió en el cuerpo, pero lo resucitó el Espíritu Santo, …
v21 Esto viene a ser una figura del bautismo [la purificación], que no consiste en quitar la suciedad del cuerpo, sino en la súplica a Dios de una buena conciencia. Además es signo de la salvación que se alcanza por la resurrección de Jesucristo, 1ª Pedro 3:18,21 CST-IBS [énfasis nuestro]


No es por obras, pero es para obras una vez hemos sido salvados:

v8  Porque por gracia sois salvos por la fe; y esto no de vosotros, pues es don de Dios:
v9  No por obras, para que nadie se gloríe.
v10  Porque somos hechura suya, criados en Cristo Jesús para buenas obras, las cuales Dios preparó para que anduviésemos en ellas. Efesios 2:8-10

Una conciencia corrompida es un estorbo para la fe, y para la salvación de un no creyente. Para un creyente el estorbo es el de su fe y vivir plenamente su salvación, la conciencia cauterizada o corrompida será un acomodo de lo malo a su vida cotidiana. Lo torcido y lo corrompido se abre paso en su conciencia moral como algo normal.

Y finalmente cuando se ha cauterizado la conciencia, por causa de varios pecados de un mismo tipo, se  ha producido una deformación integral en el ser humano afectando un área específica relacionada con los pecados del mismo tipo que se cometieron.

 

Esa deformación se llama iniquidad y está escondida a nuestra percepción de la vida. Porque nuestra conciencia afecta a nuestro conciente, esta torcido, percibimos la vida distorsionadamente. Lo que fue una acción repetida logró marcar tanto el ser integral del hombre, que se convirtió en una condición.
ESCALÓN DE LA INIQUIDAD

Cuando la conciencia terminó de cauterizarse es que se ha creado una iniquidad.                                                                           

La iniquidad se entiende mejor a la luz del vocablo hebreo avon: Que describe el contraste de un árbol que debiendo ser derecho, este se torció. Debiendo ser derecho, se TORCIÓ, se deformó se corrompió, se PERVIRTIÓ.

“No hay quien clame por la justicia, ni quien juzgue por la verdad; confían en vanidad, y hablan vanidades; conciben maldades, y dan a luz iniquidad”.        Isaías 59:4 

“He aquí, el impío concibió maldad, se preñó de iniquidad, y dio a luz engaño”.   Salmo 7:14

.

¿QUE ES LA INIQUIDAD?
UNA INIQUIDAD ES UNA DEFORMACIÓN INTEGRAL, ES LO QUE SE PERVIRTIÓ DEL DISEÑO ORIGINAL. Cuando decimos integral, nos referimos que todo el ser funciona mal: Pensamientos, conducta, fe, moral, ética, deber, costumbres, gustos, etc.

¿CUANTAS INIQUIDADES PUEDES FABRICAR EN TU VIDA CRISTIANA?

Con toda honestidad, en el tiempo que estás en los caminos del Señor, ¿Es posible que hayas originado algunas?

Es Tiempo de reflexionar en tu vida pasada, ¿Cuántas iniquidades has traído a tu vida de cristiano(a), y por no saber que son las iniquidades las has refrendado ó activado ó potenciado?

Si aún no puedes identificar tus iniquidades esperamos que a la altura de la “Lección 4” lo consigas.

No mires las iniquidades en tus hermanos como si tú estas libre de ello, no olvides que Dios dice en su Palabra: Así que, el que piensa estar firme, mire que no caiga”.  
1ª Corintios 10:12 

Para Reflexión:
El verdadero borrón y cuenta nueva será el día que aprendas a lidiar con tu limpieza integral de tu vida y no tengas iniquidades [torceduras, perversiones] en tu vida.

.